Reseña Histórica

En 1910 el Ferrocarril Central Argentino obtuvo la colaboración de grandes propietarios de tierra para extender una línea férrea desde Rosario a Córdoba. Don Pablo Recagno fue uno de ellos donando una extensión de su campo para el tendido de la vía. Además, intentó una nueva colonia, cedió una superficie equivalente a 55 manzanas, en forma de triángulo, para ser loteado. La estación de tren se edificó en el centro de lo que sería el pueblo, y el 15 de mayo de 1911 pasó por primera vez el tren, constituyéndose como ese día el de la fundación y el FCA accedió al pedido de Pablo Recagno de denominar la estación y la colonia con el nombre de su hija “María Susana”.