Se producen 17.000 ladrillos para construir departamentos y paliar la falta de viviendas

La Comuna de María Susana lleva adelante un proyecto integral para lograr aplanar la demanda de viviendas, y tiene que ver con la construcción de apartamentos en lotes comunales de un ambiente y con posibilidad de ser ampliados.

Desde el gobierno local, se trabaja en paliar la situación, ideando nuevas líneas que brindas oportunidades a los susanenses de tener su casa propia.

Construidos desde cero por la comuna

Pero esto no sería una noticia relevante, si esta comuna no construyera en sus talleres de maestranza, hasta los ladrillos con los que se va a edificar cada nueva unidad habitacional.

Mientras supervisa la obra de manera personal, el presidente de la comuna, Omar Arce, manifestó: «En nuestros talleres estamos llevando a cabo la producción de 17.000 ladrillos para poder levantar las paredes de los departamentos».

Departamentos de gestión comunal

Arce destacó que «primero, tuvimos que hacer un relevamiento de terrenos, para poder tener las escrituras y en esos sitios, poder construir 10 departamentos de un ambiente, de 40 metros, con un baño, un dormitorio, cocina comedor y que tengan la posibilidad de ser ampliados».

Sobre los apartamentos propiamente dichos, Arce explicó: «Los materiales los compramos nosotros, desde la piedra y la arena hasta el cemento. Estamos haciendo ladrillos de 18 centímetros para paredes externas y de 12 para la parte interna. Pero no es lo único que construi00mos acá. Nosotros hacemos en nuestra planta, las tuberías de hormigón desde 30 centímetros hasta un metro y veinte, los bancos de la plaza, los bancos de los paseos, las mesas y los asadores».

Y agregó: «Los departamentos se empiezan a construir  a la brevedad. Hay gente que espera por un techo propio así que por ahora estamos alistando los terrenos, que están en el barrio oeste. Ese lugar antes se inundaban pero con las obras hídricas que llevó adelante la comuna, es un lugar perfectamente edificable».

No es la única línea de viviendas que encara la Comuna, ya que también se gestiona otro tipo de viviendas en barrios con 20 unidades habitacionales y otras casas en terreno propio. Hoy en la localidad, hay una demanda que supera las 150 familias esperando por un techo.